top of page
Buscar

¿Cómo llamar la atención de mis alumnos?

Muchas veces nos cuesta llamar la atención de nuestros alumnos. Aquí te dejamos algunos tips que te pueden servir para mantener a tus alumnos interesados hasta el final de la clase.



1. Comparaciones: El poder de lo nuevo y lo diferente

Los estudios revelan que el cerebro presta más atención a lo que es nuevo o diferente, que a lo viejo y cotidiano. Hacer una comparación, incluir un símil o una metáfora ayuda a captar la atención. Además, si te refieres a un aspecto familiar de la vida de la persona, es posible que le resulte más fácil comprender tu punto. Por ejemplo, puedes comparar un concepto abstracto con una situación de la vida cotidiana que todos puedan entender. Esto ayudará a tus alumnos a visualizar y asimilar mejor la información.


2. Elementos visuales: La fuerza de las imágenes

Una imagen, como se dice, vale más que mil palabras. Las personas están naturalmente inclinadas a prestar atención a las imágenes, ya que son más fáciles de digerir y entender que un bloque grande de texto.

Cuando consideres pertinente, agrega una imagen, infografía, video o icono en la pantalla para captar la atención. Lo importante es no caer en el error de agregar elementos visuales solo por decoración. Cada elemento en la pantalla debe tener un propósito muy claro. 


3. Hacer preguntas

Las preguntas tienen el poder de capturar la atención de los alumnos de una manera única en comparación con la simple presentación de información. Desempeñan un papel fundamental en el proceso de aprendizaje, ya que invitan a los estudiantes a participar activamente en lugar de recibir información de manera pasiva. 


4. Emociones: Conecte con sus alumnos a nivel emocional

Los estímulos emocionalmente cargados tienen el poder de captar la atención de las personas de manera inmediata. Además, el cerebro tiende a recordar mejor las experiencias emocionales que cualquier otra cosa. 


5. Historias:  Convierta su curso en un relato memorable

Las historias son una poderosa herramienta para capturar la atención de sus estudiantes. Esto se debe a que contar historias es un patrón natural del cerebro humano. Nuestro cerebro está cableado para procesar información a través de narrativas y, como resultado, las historias son recordadas más profundamente, mejor entendidas y simplemente más escuchadas que otras formas de comunicación.

0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page